Sergio Pérez rescata un punto del Gran Premio de Alemania luego de una extraña carrera, como la describiría posteriormente el propio piloto. El día de hoy, ha diferencia de las sesiones del viernes y el sábado, las temperaturas no fueron tan altas, inclusive hubo amenaza de lluvia. Esto provocó que la degradación de los neumáticos cambiara de forma impredecible, afectando así el balance del VJM07 del mexicano, quién también sufrió un contacto de Kvyat que no tuvo mayores consecuencias y una mala parada de pits que lo relegó hasta la posición 16. Así, Sergio Pérez se queda en la onceava posición del campeonato mundial de pilotos a un punto de Felipe Massa.

Sergio: “Esperaba más del inicio de la carrera, pero no pude hacer que los neumáticos duraran más como normalmente lo hacemos y a partir de ahí tuve problemas con el balance del carro la mayor parte del día. Fue una carrera muy rara. La pista cambió demasiado respecto al viernes y en lugar de que las llantas traseras sufrieran la degradación, lo hacían las delanteras. Todo eso, junto con las temperaturas más bajas de la pista, hizo que el auto fuera muy difícil de manejar. Considerando lo sucedido, irnos de aquí con un punto es un buen resultado, pero necesitaremos conseguir más puntos en las próximas carreras para seguir peleando en el campeonato”.