Noticias

Sufre Checo en Silverstone

SILVERSTONE.- Un contacto a mitad de la carrera con Nico Hulkenberg, causado por un problema con su balance de frenada, acabó con las aspiraciones de Sergio Pérez en el Gran Premio Británico.

Pérez finalizó en el puesto 17 de la carrera en el trazado de Silverstone, resultado frustrante luego de una primera parte de carrera donde la posibilidad de finalizar en los puntos era latente.

Checo largó 15 y tras la primera vuelta se encontraba ya en el puesto 13, un par de giros más tarde se encontraba 12 y con el desfase de las paradas en pits subió al octavo puesto.

Sergio ingresó a los pits en la vuelta 19, saliendo en el puesto 13, un par de giros después se presentó un safety car, por un incidente de Giovinazzi.

El momento del safety car fue inoportuno para Pérez en su estrategia, pues su primer juego de neumáticos fue bastante bueno y el balance en su auto el indicado para pelear al final. 

Poco antes de finalizar el periodo con el auto de seguridad, Sergio comenzó a tener problemas con al balance de frenada, lo que le impidió evitar tocarse con el Renault de Hulkenberg en el reinicio de la carrera. 

El contacto con el alemán tocó con una de sus ruedas traseras dañó el ala delantera del RP de Pérez, quien debió volver a los pits para cambiar la pieza, así como el volante del auto.

La situación fue un incidente normal de carrera, pero el daño fue irreversible para Checo, quien luchó todo el fin de semana, pero se fue con las manos vacías de un importante fin de semana para el Racing Point, que corrió en casa.

"Qué día de verdad, el safety car arruinó una gran carrera que veníamos haciendo, durante el safety car tuve un problema con el volante, mi balance de frenada se fue 7 % para adelante y no podía regresar, entonces por eso vino el contacto en la rearrancada, no podía frenar el coche, de hecho ya me fui a disculpar con Nico porque no había nada que pudiera hacer", explicó Pérez.

"Veníamos haciendo todo perfecto en el primer stint, manejando las llantas, el ritmo,  todo se veía bien", se lamentó.

"Sí, eso lo arruinó, entramos a los pits, cambiamos el alerón, cambiamos el volante y no había nada qué hacer, perdimos una gran oportunidad. Creo que hicimos todo perfecto para estar en una buena posición, creo que el séptimo era posible. Muy mala suerte con el safety car, una vuelta y nos arruinó".

Sergio llegó a seis carreras al hilo fuera de los puntos, situación que espera pueda cambiar para el Gran Premio de Alemania, donde el Racing Point llegará con una fuerte actualización de su paquete.

"Esperemos que regresemos y que ya podamos empezar a pelear por buenas posiciones a partir de la próxima carrera. Todos en el equipo merecíamos un buen resultado, no puedo creer la mala suerte que tuvimos hoy", concluyó.

 

FRASE CHECO

"Veníamos haciendo todo perfecto en el primer stint, manejando las llantas, el ritmo,  todo se veía bien, desafortunadamente en el periodo de safety car tuve un problema con el volante, mi balance e frendad se disparó hacia arriba y cuando la carrera se reinició no podía frenar el coche y desafortunadamente pegué con Hulkenberg".