Noticias

¡Vuelve al podio!

Sergio Pérez se convirtió en el mexicano con más podios en la historia de la F1 luego de finalizar tercero en un dramático Gran Premio de Azerbaiyán, en las calles de Bakú.

Checo le dio a Force India el sexto podio de su historia en la máxima categoría, pero para ello debió remontar desde el sitio 16 al que descendió luego de un contacto en la arrancada, que dejó dañada el ala delantera de su VJM11.

Poco a poco, Sergio fue remontando posiciones hasta meterse de vuelta en la zona de puntos. En la última parte de la carrera la suerte se puso de su lado y éste aprovechó la oportunidad para obtener su mejor resultado de la temporada.

Marchando en el séptimo puesto, Checo ascendió dos sitios luego de un contacto que dejó fuera a los pilotos de Red Bull, Daniel Ricciardo y Max Verstappen. 

Con el ingreso del safety car, Checo aprovechó para colocar gomas ultrablandas, lo que lo puso en desventaja con aquellos que montaron las superblandas.

Aún así mantuvo buen ritmo y en el reinicio cerca del final de la prueba, superó a Sebastian Vettel para ocupar la cuarta plaza.

Adelante, el líder Valtteri Bottas vivió una pesadilla pues a falta de dos giros pinchó uno de sus neumáticos, cediendo la punta y permitiendo que Sergio ascendiera al top 3.

Checo debió emplearse a fondo para mantener a raya a Vettel, quien era más rápido con las gomas ultrablandas. Afortunadamente logró hacerlo para capturar el octavo podio de su carrera, superando los siete que logró el legendario Pedro Rodríguez.

"Fueron las mejores dos vueltas de mi vida", declaró Checo luego de la carrera.

Pérez se convirtió también en el único piloto con dos visitas al podio en las calles de Bakú y sumó sus primeros 15 puntos de la temporada 2018.